Edición Edición #1

Vamos a traer el pasado al futuro

Por Emilio Ribera – Secretario General

Llegó el segundo semestre y la primera evaluación que podemos realizar es que el gobierno amarillo cumple. La frase del comienzo resume de un modo notable el proyecto político que encarna Mauricio Macri.

A confesión de parte, relevo de pruebas dicen los abogados. Así, no nos detendremos en el análisis de la gestión para intentar avanzar en el terreno de la política.

Todo Proyecto Nacional sintetiza en si un conjunto de valores que expresa la mirada de quienes lo ejecutan. Esto es, la ideología que lo sustenta, la visión de nuestras relaciones como sociedad, entre los argentinos, nuestra ubicación dentro de nuestro  continente y del mundo. De estas definiciones surgen las herramientas técnicas que intentarán consolidar la matriz del Proyecto.

Lo que pretendo expresar es que es la política, entendida como un conjunto de valores, la que conduce y que precisa de herramientas subordinadas para su ejecución, por ejemplo la economía, las relaciones laborales, la cancillería etc.

Ya hemos analizado anteriormente la intención del gobierno de Macri de resumir los años de nuestro gobierno a un capítulo del Código Penal y, como consecuencia, la impugnación a todas las políticas que se llevaron adelante. Los mayores logros sociales culturales científico de derechos humanos etc., eran sólo la máscara de un proyecto de rapiña de los fondos del estado. Todo se trató de un malentendido, según ellos.

Lo hemos dicho y vale la pena reiterarlo: la CORRUPCION es un DELITO, DEBE SER CASTIGADO. El cohecho involucra a dos, ambos deben ser investigados, corrupto y corruptor. Hace varios siglos ya, Sor Juana Inés de la Cruz, se preguntaba ¿O cual es más de culpar, aunque cualquiera mal haga, quien peca por la paga, o el que paga por pecar?

Las valijas voladoras de López alteraron súbitamente el panorama político. Significaron un enorme retroceso en la posibilidad de discutir con nuestros vecinos. La exitosa comunicación del gobierno y sus aliados comenzaba, como consecuencia de los tarifazos, a mostrar fisuras. Las impiadosas fotos que corporizaban “la ruta del dinero K” fueron determinantes para modificar el clima político, a la par que permitieron una ofensiva mediática y política que se consolidó con la sanción del blanqueo y el voto que permitió la designación de los dos nuevos miembros de la Corte Suprema de Justicia.

Las valijas voladoras obraron como una suerte de maná  del cielo para un gobierno que comenzaba a perder iniciativa y había sido derrotado de un modo contundente en Córdoba.

Las obvias consideraciones de una operación no las mencionamos, no por ingenuidad sino porque nos interesan las consecuencia políticas de la ya famosa noche rodriguenze.

Cuáles son estas consecuencias, por qué abarcan un amplísimo espectro, qué podemos considerar: en el seno de la sociedad, al interior del kirchnerismo, al interior del peronismo y aún sus efectos se diseminan al conjunto de la política argentina.

Para los peronistas, la política es de cara a nuestro pueblo, con nuestras virtudes y nuestros defectos. Casos como lo de López dinamita lazos de comunicación, y desvían los ejes políticos, a la vez que corroen la confianza de muchos y llevan a dudar a otros tantos.

A la vez al interior de nuestro movimiento debilita nuestra posición relativa frente a nuestros compañeros que no están tan convencidos, y más aun con aquellos que no solo cuestionan el liderazgo de Cristina, sino que objetan el rumbo de estos doce años.

Muchas de estas consecuencias están ya a la vista. Por lo que no parece sensato agregar más.

Pero, si de por si lo antedicho es grave, creemos que la situación se hace más compleja por que ataca en el eje de la reconstrucción que Néstor y Cristina hicieron. Esto es colocar a la política como eje de las discusiones, subordinando a esta las herramientas. Llevando así a un primer plano aquellos que hablan de sólo de administración, minimizando el impacto que las decisiones económicas tienen. Intentan ocultar el verdadero trasfondo de toda decisión que es quién se beneficia y quién pierde. Así pretenden demostrar que las cosas son y no que están. El primer caso supone la existencia de una ley natural que las realiza, la ley de gravedad por ejemplo, en cambio si las cosas están supone una voluntad que las produce, una acción deliberada que persigue fines y objetivos específicos.

El deterioro de la confianza de nuestro pueblo en la palabra empeñada es el fin último, sólo un pueblo descreído y sin auto confianza es posible ser vencido.

Vienen por los jóvenes que superando la indolencia y el facilismo que se promueve, se volcaron a la política, con nuevas miradas de la vieja y rica historia de nuestra patria. Ellos con su alegría renovaron el viejo árbol peronista, le inyectaron savia nueva, le dieron futuro y agregaron sonrisas, canticos y son los que nos permiten tener certeza del triunfo.

Por eso podemos afirmar que tendremos patria porque no nos resignaremos a vivir como mediocres!

GLOBOS AMARILLOS

Argentina hace 4 años que no crece. (Mauricio Macri)

Argentina creció 2.9 % en el 2015 (INDEC Todesca)

 

Déficit fiscal 7.5 % (PRAT GAY)

Déficit Fiscal 1.9 (INDEC TODESCA)

 

SINCERAMIENTO = AUMENTO DE TARIFAS PARA COMPENSAR PERDIDAS POR QUITA DE RETENCIONES E IMPUESTOS A LOS RICOS.

 

ELIMINACION DEL CEPO = AUMENTO PARA LA COMPRA DE DOLARES HASTA 5 MILLONES MENSUALES.

 

ELIMINACION DEL CEPO = MISMAS RESERVAS EN EL BANCO CENTRAL QUE EN 2015 CON TREINTA MIL MILLONES DE DOLARES MAS DE DEUDA.