Edición Edición #1

Editorial Boletín Nº 10: Adiós al 2014, balance y nuevos desafíos

Adiós al 2014: balance y nuevos desafíos

Por Emilio Ribera

Sec. Gral. de La Simón Bolívar

El año calendario generalmente no coincide con el año político. Diciembre de cada año suele no cerrarlo, sino y por el contrario, proyecta sus efectos sobre el siguiente, cuando no sobre muchos años más. Desde Cromañón hasta el alzamiento de las policías provinciales y la falta de luz de diciembre pasado.

La realidad de nuestra patria es tan cambiante y vertiginosa que es difícil realizar un balance sin quedar preso de los últimos sucesos. La memoria, suele ser el último recuerdo poderoso que adquirimos, no todo lo que vivimos.

El 2014 empezó a todo vapor. La reaparición pública de Cristina, el 22 de enero, anunciando el plan PROGRESAR, trajo la certeza de que todo estaba en orden. Que el proyecto nacional se ocupa de la vida de los argentinos desde el embarazo hasta los 24 años, posteriormente una nueva moratoria permitió a casi la totalidad de los ciudadanos en edad de jubilarse gozar de este derecho. De una punta de la vida hasta la otra el estado de bienestar se hace presente. “Justicia Social al palo”, parafraseando a la Bersuit.

La muerte de Juan Gelman significó una pérdida para las letras argentinas pero, por sobre todo, la partida de un tipo íntegro que dedicó años de su vida buscando a su nieta. El duelo nacional de tres días fue la digna y lógica respuesta de nuestro gobierno. La sonrisa de Estela iluminó nuestras almas con la recuperación de la identidad de Guido. Un nieto mas, el nieto de Estela, como dice Serrat: “de vez en cuando la vida te da un beso en la boca·

La pulseada económica se tradujo en una devaluación y la retención de la liquidación de granos. La primera significó la aceleración de la inflación cuyas consecuencias sentimos aun hoy. Los empresarios del campo prefirieron perder nueve mil millones de dólares, pese a la anunciada baja del precio de la soja, que vender y ayudar al Banco Central a tener las divisas que necesitamos para el funcionamiento de la economía

De esta situación podemos sacar dos reflexiones políticas. Una, por primera vez en muchísimos años un gobierno tomó medidas que significaron no transferir todo el costo de la devaluación a los sectores más humildes, y dos, que la pelea con los empresarios del campo no era económica, sino que era de carácter netamente político. Es decir, por la conducción del Estado, que la disputa era y sigue siendo la misma: Proyecto Nacional Inclusivo e integración latinoamericana VS. proyecto oligárquico, para pocos y de integración dependiente.

La ratificación de las sentencias del Juez Griessa, consecuencia del acecho de los buitres y los tribunales que le son funcionales, generó una útil polémica en nuestra patria que trajo inmediatamente consecuencias políticas. Consecuencias en el plano local y en el internacional. En nuestra patria, la firma defensa de los intereses nacionales ejercida por nuestro gobierno y el consecuente alineamiento opositor a los intereses de los fondos buitres señaló una vez más de un modo preciso los proyectos de país en pugna. En el plano internacional la posición argentina abrió un inédito debate entre los organismos internacionales y entre los poderosos del planeta. El conflicto, pero sobre todo la posición Argentina, puso en debate la arquitectura financiera internacional.

La incorporación de los nuevos trenes en prácticamente todas la líneas tuvo una doble consecuencia. La primera, empezar a pagar una deuda con los sectores más postergados de nuestra sociedad, ofreciéndole una alternativa de calidad; y la segunda, mostrar una capacidad de gestión aún en medio de las más adversas condiciones internacionales, en medio de una feroz ofensiva destinada a golpear a nuestro gobierno.

Hacia mediados de septiembre vimos una escalada en la confrontación económica vía dólar ilegal, evasión de divisas mediante diversos mecanismos y descalificación de las medidas y del equipo económico. Cristina cortó por lo sano: cambio en el Banco Central, mayor coordinación entre las áreas económicas y un mayor control sobre las actividades especulativas.

Todo esto matizado por amenazas de conflictos, intentos de paros por parte de un sector gremial desprestigiado, pronósticos pesimistas sobre el dólar y el nivel de reservas del banco central.

La sanción de un nuevo Código Civil y Comercial, que incorpora las más novedosas concepciones del derecho y que vinieron a reemplazar legislación anticuada, confusa y contradictoria. El nuevo Código de Procedimientos en materia penal que incorpora el sistema acusatorio, que lo tornará más ágil incorporando la oralidad, y estableciendo procedimientos modernos. La sanción de la ley de Argentina Digital que declara de servicio público el mundo de las comunicaciones es también un claro avance en la democratización de nuestra sociedad y en la federalización de nuestra patria. La entrega de la netbook 4.700.00 significa haber demolido una brecha entre quienes tenían acceso al mundo digital y quienes no.

La aparición de listas de evasores entregados por la justicia francesa permite corroborar lo que se sabía: los que más ganan son quienes menos quieren pagar. Lo evadido en impuestos alcanza para construir 140.000 viviendas o financiar 27 años del plan nacional de vacunación obligatoria. Son los mismos que nos dicen que los salarios de los argentinos son altos, pero no se preguntan por que a pesar de ser exitosos empresarios no invierten en su país, mejorando la productividad de las empresas permitiendo así solventar salarios más altos.

En Latinoamérica las ratificaciones, por goleada de Evo, Dilma y el Frente Amplio significaron consolidar un camino elegido hace ya muchos años por nuestros pueblos. Un Estado presente a la hora de resolver desigualdades, una presencia común frente a los problemas de cada uno de nuestros países, una recuperada autoestima. La culminación del anacrónico bloqueo a Cuba no hace más que resaltar la heroicidad del pueblo cubano.

Seguramente han quedado temas y situaciones olvidados entre los pliegues de la memoria, pero en verdad Argentina, no da tregua.

¿Cuáles son las conclusiones que podemos extraer de este año?

La primera surge nítida: la centralidad de la política de Cristina. Los niveles de popularidad, de aceptación de las políticas públicas; la capacidad de gestión. siendo capaz de superar aún problemas personales y de salud. nos dan con claridad la valía de nuestra conductora. Con la misma nitidez, surge una oposición incapaz de discutir su proyecto de país, por lo que debe caer en anécdotas cuando no en agresiones. No es que no tengan un proyecto de país, no discuten porque si dicen lo que en verdad piensan no los votaría nadie.

La segunda conclusión es que cada vez es mas claro la existencia de dos proyectos antagónicos. Uno, socialmente inclusivo con una mirada preferente en los sectores humildes de nuestra comunidad, pero que abarca a los cuarenta millones de argentinos. Una posición internacional en común con nuestros países hermanos de Latinoamérica. Un activismo en los foros internacionales de denuncia sobre las inequidades del sistema financiero internacional, y una firme denuncia sobre el accionar de los fondos buitres. El otro que privilegia a las minorías poderosas y propone una integración dependiente, complementaria a las necesidades de los países ricos, que inevitablemente se traduce en pobreza y exclusión para la mayoría.

Desde aquel ya lejano Mayo de 2003 tanto ha sido el crecimiento de nuestro país en prácticamente todos los campos, social, cultural, educativo, de servicios, etc. que no caben dudas estamos en otro país. Lo que significa que surgen nuevas demandas, tomando como piso lo ya logrado, esto supone nuevos desafíos y la necesidad de profundizar el rumbo. Único modo de poder superar esta situación. Este es el verdadero desafío que tenemos por delante.

Desde La Simón Bolívar hacemos votos por la ventura personal de cada habitante de nuestra patria, a la par que comprometemos nuestro esfuerzo, nuestras convicciones, nuestra militancia para seguir aportando a esta construcción colectiva del Proyecto Nacional. Por nosotros, por nuestra historia, por todos los compañeros caídos en esta lucha emancipadora.

Feliz año compañeros/as!